7 Peligrosas razones porque los perros no deben comer huesos cocidos

7 Peligrosas razones porque los perros no deben comer huesos cocidosLa pregunta es ¿hacemos bien dándole huesos  a nuestro perro? según los expertos, la respuesta es no, especialmente los huesos que han sido cocinados. Si sigues leyendo este artículo podrás saber las 7 peligrosas razones porque los perros no deben comer huesos cocidos. 

Todo el mundo sabe que a un perro le encanta un hueso, pero lo que todos no saben es el peligro que hay detrás de ciertos tipos de huesos que pueden hasta matar a un perro.

Lastimosamente algunos de los dueños de perros no se dan cuenta de estos peligros y piensan que esto es un placer para su amigo canino, sin saber que esto podría poner en riesgo la vida de su perro. Conozca también las… 7 razas de gatos con piel suave y amistosas.

7 Razones porque no debes darle hueso cocido a un perro

Si bien para ellos es un manjar, los huesos grandes, como el hueso de jamón o hueso de cordero, no son seguros. Así su perro sea grande o pequeño, se aplican las mismas reglas en ambos casos si desea proteger su salud.

7 Razones porque no debes darle hueso cocido a un perro1- Los huesos cocidos como el de un cordero o un hueso de la carne de vacuno, cuando se cocinan se vuelven frágiles aumentando la posibilidad de astillarse.

Estos pueden causar graves daños en el organismo de esta mascota y las complicaciones internas pueden ser fatales para un perro.

2- Desventajas para darle un hueso a un perro. Es muy probable que se agriete o astille el hueso o incluso romperse un diente, a los perros les encanta masticar y carcomer las cosas.

Pero si ocurre un problema dental es posible que tenga que detenerse, es lamentable para el perro que ama ocuparse haciendo esto con un juguete masticable o un hueso de goma.

3- Los huesos afilados son letales ya que pueden perforar la carne con facilidad. Una profunda herida, corte o rozadura de la piel en la boca o en las encías o incluso en la lengua no es algo que puedas corregir con un yeso. El hueso puede rodear la mandíbula inferior de un perro.

Para ayudar a evitar el dolor innecesario al perro, intercambie los huesos cocidos que mastica por juguetes en los que puedan hundir los dientes.

mascota4- El esófago es el tubo que atraviesa el alimento que el perro ha comido para llegar al estómago. El hueso atrapado puede tener un efecto devastador en la salud del perro.

Como esto es lo mismo para el fragmento de hueso atrapado en la tráquea. Si el fragmento de hueso más pequeño es inhalado, puede causar problemas respiratorios.

5- Un hueso atascado en el estómago o los intestinos puede esperar graves problemas. Dependiendo del tamaño del hueso que se ingiere, puede realizarse una cirugía para que un veterinario lo retire de forma segura.

6- Los fragmentos son como un cuchillo afilado y si uno o varios se alojan en el estómago de un perro puede ser peligroso para nuestra mascota. 

A medida que los fragmentos se mueven dentro del estómago, rascarán el intestino y el recto. Los huesos contienen calcio, lo que puede hacer que las heces sean sólidas, por lo tanto, es probable que se presente estreñimiento.

7- También puede causarle peritonitis, como sabemos es una infección bacteriana que afecta el abdomen. Esta condición es provocada por perforaciones óseas astilladas en el estómago o los intestinos.

¿Ya te vas? Pues no lo hagas sin antes saber si…¿Un perro o un gato? cual es la mascota ideal para tener en casa. 

En conclusión:

Los huesos cocidos no son ideales para los perros y podrían hacer que visite al veterinario para tratar a su perro, lo que podría incluir una cirugía de emergencia entre otras cosas.  En este caso las tarifas de los veterinarios son altas, y aunque su perro valga la pena cada centavo para que el veterinario repare cualquier daño hecho por un hueso a tu perro, podría ser demasiado tarde para tu mascota.

¡Comparte con tus Amigos!
  •   
  •   
  •